20 de febrero de 2014

TEORÍA DEL COLOR




Me has salvado tanto
en tan poco tiempo
que no sabría
describir lo profundo
del mar
sin hablar de tus ojos,
que sería incapaz
de probar su sal
y sentirme libre
sin haber besado
cada línea
de tu espalda,
que el negro del vacío
del infinito
puedo verlo
en cada uno de los bucles
de tu pelo,
que no hay rojo
en un corazón
si nunca antes
he mordido
la fruta de tus labios,
que no hay lienzo
sin pintor
ni obra de arte
que no haya inspirado
tu cuerpo.

2 comentarios:

  1. César, que te voy a decir ya que tu no sepas.
    Este poema es simplemente perfecto, dice tanto en tan pocas lineas...
    Un beso enorme,
    Nika

    ResponderEliminar