27 de diciembre de 2012

LA CHICA DEL VESTIDO AZUL


A veces te interrumpo. Tus besos llevan oro,
como las
Noches de Stevenson o de Mardrus.
Son algo tan brillante. Como una nueva infancia.
Luis Alberto de Cuenca

La chica del vestido azul sonríe a la mañana,
en sus ojos lleva sueños y futuro
y en su pelo caracolas y olor a brisa marina.
La chica del vestido azul tiene blanca la piel,
en ella dibuja miles de estrellas y yo escribo versos
mientras desnudo su cuerpo como quien desnuda
un sueño imposible.
La chica del vestido azul tiene labios con forma de deseo,
tiene en la voz la dulzura del Mediterráneo
y el calor del sol al entrar por la ventana.
La chica del vestido azul no es mía, no es de nadie
aunque quisiera que sus ojos al despertar
se cruzaran con los míos  y nuestras pieles se mezclaran
hasta confundirse y no saber dónde acaba su cuerpo
y empieza el mío.
La chica del vestido azul llega mecida por la marea
y yo quiero besarla en la ciudad de los gitanos
el día que lluevan pianos como gotas de rocío.
La chica del vestido azul se enamora de versos y canciones
y sus manos blancas se enredan en mí pelo
y es ahí cuando un síncope de futuro me asalta
y quiero cobrarle a sus labios sus miradas.
La chica del vestido azul eres tú
y yo soy como esa brizna de hierba fresca
que acaricia tu cuerpo desnudo cuando nadie nos mira.
La chica del vestido azul eres tú
y yo sólo quiero entrar dentro de tus fronteras,
quiero oler tu cintura y ser ese murmullo
que te arrulle cuando el silencio de la noche
se llene de besos y gemidos
y una cama sea el paraíso a donde van los corazones puros.

25 de noviembre de 2012

LO NUESTRO (ASÍ LO CONTARÍA DIEGO OJEDA)


Lo nuestro fue como una serie de televisión
pero nos quedamos sin presupuesto para terminarla
Diego Ojeda

Lo nuestro fue un momento fugaz,
duró lo que tardó mi avión de regreso
en tomar tierra en Barajas.
Lo nuestro no significó para ti
lo mismo que significó para mí,
tú te empeñabas en echar la vista atrás
y yo dibujaba futuros en mis pupilas.
Tu enfriabas mi corazón con tus manos
mientras calentabas mi cuerpo con los labios.
Fuimos un pasado breve,
como lo son las crisálidas después de ser gusano.
Fuimos frío y calor,
invierno y verano y yo,
que sólo me conformaba con un otoño intenso
o con primaveras eternas,
salí de tu casa en cuanto vi caer las primeras hojas.

23 de noviembre de 2012

LO NUESTRO (ASÍ LO CONTARÍA MARWAN)



La noche suda en el asiento de atrás de un Ford del 91
y tú y yo nos convertimos en los protagonistas
de una película de cine de verano.
Marwan

Aquel banco de piedra
fue testigo de lo nuestro
aquella noche.
Cerca pasaban grupos de turistas
que iban a visitar la iglesia
de santo Domingo el Antiguo,
pero no nos importaba,
éramos jóvenes y la noche
nos parecía refugio suficiente
para aislarnos del mundo
y dedicarnos al amor y la pasión sin freno.
Fue ahí donde descubrí
por primera vez tus pechos,
donde los besé la primera vez,
donde te fui desnudando entera,
donde lo hubiéramos hecho
si no fuera porque,
en un arrebato de cordura,
decidimos parar y esperar
al asiento de atrás del coche.
Por el camino de regreso
dejamos nuestra impronta de besos
en las esquinas de cada edificio
y supe que aquellos fuegos artificiales
que se veían desde la carretera del Valle
los provocaba tu cintura
al moverse encima de mí
mientras me dejaba llevar por tus gemidos
y las chispas de colores
que se reflejaban en tus pupilas.

15 de noviembre de 2012

ARDE MADRID


 

Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.

Bertolt Brecht

 

 No es fuego,

que es rabia e impotencia,

llanto de miles de “sin techo”,

de aquellos que saltan

al

  v

    a

      c

        í

         o

ahogados por las deudas.

No es fuego,

que es dolor y revolución,

golpes de aquellos que no tienen alma

ni sentimientos,

de aquellos que evitan pensar

para no tener conciencia.

Arde Madrid

y volverá a arder

mientras aún queden en pie

aquellos a los que se desahucia y se reprime,

mientras aún quede Pueblo

y ganas de Libertad.

13 de noviembre de 2012

MI REFUGIO


A veces

gritar es acariciarte los muslos. o torpemente

girar con el escualo de tu sueño aterido

Jorge Riechmann

 

Escribo este poema

sobre la piel desnuda

de tu vientre,

para que nunca olvides

que, a pesar

de la distancia,

tan sólo nos separa

el trazo de mi pluma,

para que entre mis dedos

y tu ombligo tan sólo haya

un milímetro

de tinta roja,

para que tus ojos,

que no pueden verme

aún,

sientan con qué luz

te dibujo

sobre mis versos,

para que comprendas

que lo dicho

sobre estas hojas

quedará grabado

a fuego

sobre la piel de tu vientre,

mi refugio.

7 de noviembre de 2012

AHORA LUEGO NOS VEMOS


Ahora luego vengo, voy,
que luego voy, que luego vengo.
Ahora luego vengo, voy,
que vuelvo desapareciendo.

Pablo Mora (Lagarto Amarillo)

 
Mucha gente piensa

que soy un tipo triste

y solitario.

Lo soy desde que tus manos

no me tocan,

desde que no me rodean

tus brazos,

desde que tus labios

no me besan…

Pero un día fui un tipo alegre,

un hombre feliz.

Lo era cuando los umbrales

de las puertas de nuestra casa

eran arcos de triunfo

cuando los cruzaba contigo,

lo era cuando el sofá

donde juntos veíamos la tele

olía a tu cuerpo.

Lo fui cuando por mi tripa

corrían y galopaban

mariposas y centauros del deseo,

cuando los vecinos golpeaban

las paredes porque tu amor y el mío

no les dejaba dormir por las noches,

cuando un viaje en coche

era la antesala de la gloria,

cuando te decía

“estaremos siempre juntos”.

Ahora, como un tsunami de olvido,

se han borrado todas las imágenes

que guardaba de ese tú y yo,

un huracán de rencores y enfados

se llevó mis deseos

y sólo me dejó

la esperanza de que,

tras la puerta de salida del piso,

aún queda alguien

que no quiera hundirme en la mierda,

alguien empeñado en amar pese a todo,

que aún existe quien,

como a la mezquita de La Meca,

quiera rodearme siete veces seguidas

durante siete siglos.

Y lo hay, sé que lo hay,

sé que está cerca quien cruce de nuevo

bajo los marcos de las puertas

y al pasar suenen violines,

sé que queda alguien

que apreciará estos versos

y sabrá disfrutar de un abrazo

cálido a medianoche.

Aunque a veces no lo vea

sé que quizás ya esté en mi vida

y aún esté dudando si decir que sí

o guardar sus palabras

dentro del cerrojo de su corazón

que no es otro

que el mismo que cierra mi casa,

que no es otro

que el que quiero abrir contigo,

seas quien seas

o seas quien quiero que seas.

Ahora luego cuando vengas,

nos vemos el alma

y ya, si eso, cruzamos quicios

de futuro juntos…

1 de noviembre de 2012

PARAR EL ASCENSOR


 
Vivo al límite como si tuviera mis manos agarrando tu pelo,

como colgando de una mueca de tus labios.

Vivo con el deseo inacabado, con el ansia de arrancarte la ropa,

con las ganas de parar el ascensor que sube a tu casa.

Decoro realidades con tus ojos y me fundo en el vacío de tus llamadas,

en el batir de tus pestañas y en la forma como te dibujan tus vaqueros.

No hay debate si esta noche vienes a verme,

no hay disputa si al amanecer mis brazos rodean tu cuerpo,

si nos separan dos milímetros y una gota de sudor.

Pero si no vienes deshago páginas en blanco

y me encierro en noviembres grises.

Si no llamas, el teléfono te extraña y mis paredes

repiten el eco de tus gemidos,

mi almohada te llora y hay un niño no nacido en mi mirada

que pregunta si hoy vendrá su mamá.

31 de octubre de 2012

A PESAR DEL FIN DEL OTOÑO



Todo comienza en ti,
el resto de mi vida y la razón
de abrir cada ventana, la canción
que resuelve mis dudas, mi delirio y mi cura.

Ismael Serrano

 

He salido a la calle,

he respirado por fin

el primer frío del mes,

he andado por las aceras

húmedas de rocío,

he visto el vaho

saliendo de mi boca

junto al humo de mi cigarro.

He abierto los brazos

y he recibido la caricia del viento,

he sentido helarse

las yemas de mis dedos

igual que en ausencia de tu cuerpo.

Y me he perdido en la neblina,

he vagado cerca de la hierba con escarcha…

Estaba solo,

no he visto a nadie…

Y en mi mente he dibujado

tu sonrisa, he hundido

mis dedos en tu pelo…

Todos los días empiezan

y acaban en ti,

a pesar del frío,

a pesar del fin del otoño,

a pesar de mí.

20 de octubre de 2012

ADIÓS SIN ESTRENAR LA A-40



Llegamos tarde al vial de regreso a la nada,

ambos sabíamos que estábamos ante

una oportunidad única e irrepetible.

Las manos hablaban un idioma desconocido

para nosotros

y de camino, los semáforos en rojo

tenían forma de corazones rotos.

Llegamos tarde y no tuvimos en cuenta las heridas

que ambos teníamos aún sin cicatrizar.

Nuestras bocas decían palabras que ocultaban

verdades y rencores,

las señales de prohibido nos marcaban el rumbo

que no teníamos que seguir.

Llegamos tarde y de vuelta de todo,

mirábamos por la ventanilla del coche y el vaho

no nos dejaba ver el otro lado de la calle.

Se nos acumulaban los prohibido adelantar

en vías de un solo carril, pero nosotros

pisamos el acelerador a fondo.

Y en ese momento fue cuando supe

que por mucho que nos saltásemos  stops

y que no respetásemos los cebreados,

nuestro viaje estaba abocado al fracaso

desde que arrancamos la aventura,

desde que nos dijimos –Hola- después de algunos años,

desde que te ayudé con aquel albergue de Ámsterdam.

Llegamos tarde a lo nuestro

y me alegro, ahora me alegro…

11 de octubre de 2012

NANA PARA UNA FILÓSOFA DORMIDA


Duermes,

y en tu pelo se dibujan caracolas,

las olas del mar juegan a rozarte

                                              [la cara

y el viento de levante colorea

                                      tus mejillas]

Duermes,

y en tu cuerpo pierdo mis horas

dibujando con mis dedos

                                 [tus contornos

y enloquezco con el palpitar

                  de tus senos]

Duermes,

y esta soledad acompañada que siento

como mil pájaros fluorescentes revolotea

[en mi pecho]

y   a  d  o  r  m  e  c  e  mis sentidos.

Duermes,

y siento que no puede haber nada mejor

que mirarte

                   y sentirte.

Duermes,

y yo soy una ventana abierta,

soy una maceta donde has plantado

                               [tu corazón]

Duermes,

y yo duermo, dormimos y el mundo

                                                              duerme…

No quiero despertarme nunca de este

                                                                   [sueño]

18 de septiembre de 2012

ADIÓS ESPERANZA


 
Me dicen que la Esperanza

es el motor que mueve el mundo,

me dicen que es lo último que se pierde,

que hay que confiar en que nos llegará

lo prometido.

Oigo por ahí que la gente diestra

deposita su fe y sus deseos en ella…

 

Hoy hemos perdido la Esperanza,

pero hemos ganado a cambio

la Paz y la Alegría.

Hoy hemos perdido la Esperanza

y sentimos un renacer en nosotros,

un motivo para soñar despiertos

y libres de todo mal.

 

Aquellos mentirosos que dijeron

que era bueno conservarla,

que se vayan al infierno con ella

y no vuelvan.

4 de septiembre de 2012

OTOÑO


Aprovechemos el otoño
antes de que el futuro se congele
y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha

Mario Benedetti

 

En llamas, en otoños incendiados,
arde a veces mi corazón,
puro y solo.

Octavio Paz

 

El otoño se acerca con muy poco ruido:
apagadas cigarras, unos grillos apenas,
defienden el reducto
de un verano obstinado en perpetuarse,
cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.

Ángel González

 

Volveré a sonreír cuando mire por la ventana

y vea las hojas ocres de los árboles

perseguirse arrastradas por el viento.

Volveré a ver Amelie sentado en el sillón

mientras la lluvia ensucia las aceras y suena

de fondo y banda sonora el rumor de las gotas

golpeando la ventana.

Volveré a dejarme enamorar por el olor

a tierra mojada y el perfume de la hierba.

Sumiré al silencio en un limbo de dorados

sueños de la infancia, recuerdos del rojo

de las majoletas.

Volveré a recorrer sus calles húmedas

y me invadirá el olor del jabón artesano

y el aroma de la tienda del Té de la calle Ancha.

Volveré a probar las avellanas con la calma

del que sabe que siempre habrá un mañana,

veré campos dorados de calabazas

y árboles de membrillo…

Y saludaré a los almendros en esos días

en que sus frutos abandonan sus ramas

y besan el suelo.

Y al mirarme en el espejo veré

tus ojos en los míos porque vivirás en mí,

ya no quiero primaveras ni veranos,

no deseo más que el fuego de tus labios,

el calor de tus abrazos de invierno.

Y no volveré a olvidarte,

no dejaré que esta vez

me quede el otoño para septiembre.

 

30 de agosto de 2012

LOS GATOS PERTENECEN A LA LUNA (ELEGÍA A ISHII)




Siempre quisiste ser un pájaro,

estoy seguro,

Sólo así se explica tu afán por volar,

por estar siempre en las alturas,

al borde del vacío y de la nada.

O quizás es que los gatos

le pertenecen a la Luna y ella les llama.

Sé que eras un ángel de cuatro patas,

estuviste conmigo en mis momentos

más duros,

me diste consuelo y cariño,

me hiciste reír, como ahora

me has hecho llorar.

Al final has volado,

has partido hacia esa luna que os llama…

Al recogerte del suelo aún seguías viva,

luchaste…

Creo que me buscabas,

buscabas mi mirada, mi sonrisa y mis caricias,

buscabas mis pies

con los que tanto jugabas.

Y no he sabido estar en tu último momento,

no he sabido responder,

no lo he aceptado,

he huido y tú me necesitabas allí…

Cuando he llegado ya habías partido

y tus ojillos azules me miraban sin vida,

inertes…

No me guardes rencor, te lo pido,

ahora me quedo solo,

he muerto un poco contigo,

se me han escapado años de vida…

Te voy a extrañar mucho,

más que a algunas personas.

Espérame donde estés,

algún día llegaré, mi niña.

Y podrás de nuevo dormir en mi pecho

y jugar con mis pies.

No sabes cómo siento que tus ojos

no me hayan visto

justo antes de irte.

Será una losa con la que cargue

el resto de mi vida…

 

Te quiero pequeña Ishii,

hasta pronto, mi ángel.

28 de agosto de 2012

ES MÍO EL MAR DE TU CINTURA




Es mío el mar de tu cintura,

cada rincón de tu ombligo,

cada pliegue de tu piel

y todas las veces que se hincha

y se deshincha cuando te asalta el placer.

Es mío el mar de tu cintura

y el de tus pechos

y son mías tus sonrisas,

tus desvelos y tus sueños.

Es mío el sabor de tus labios

y la forma en que te pienso,

tus mil maneras de reírte,

las veces que aguantas mi “modo intenso ON”,

los momentos en que es inevitable

desearte entera…

Son mías tus manías y tus ataquitos,

son míos tus recuerdos,

es mío el batir de tus pestañas

y tu filosofía de vida…

Y no hay nada mejor

que sentirte mía y ser tuyo.

No hay mejor modo de saber

que ha merecido la pena vivir

que saber que estás ahí,

junto al Mediterráneo,

esperándome…

23 de agosto de 2012

LA VEU AL FINAL DE TOT




Y llegaste tú

para alegrar mis días,

para descongelar

el motor de mi alma,

para enloquecerme

con tu mirada.

Llegaste y cambiaste

mi manera de verlo todo,

mi forma de sentir,

desterraste mis miedos

y me regalaste sueños,

alegría.

Llegaste tú

y ahora sólo sé

contar hasta quince,

del abecedario

sólo sé llegar hasta

la Eme…

Llegaste con tus manos y tus piernas,

esos ríos que me llevan

al mar de tu cintura,

la cordillera de tus pechos,

a perderme en tus ojos

y en la seda de tus labios.

Llegaste tú

y olvidé mi pasado,

sólo conjugo verbos en futuro…

Quiero que seas

mi tierra prometida,

que la voz de tu garganta

sea la estancia de mi vida,

que la voz de tus palabras

sea el renacer de mis deseos,

“vull que sigues

la veu al final de tot,

in The End…”